Cortos con ñ: sesión 1 de abril.

¡Hola a todos!

Como buena jurada, voy a hacer unas pequeñas reseñas de los cortos que se proyectarán esta noche a las 20:00 en “La Escalera de Jacob”.

“Objetos perdidos”, de Álvaro Oliva. Con Javier Pereira, María Cotiello, Mariano Monedero y Txema Blasco: Andrés trabaja en una oficina de objetos perdidos. Y ya que trabaja en un sitio así ¿por qué no hacer algunas trampas? Así es como empieza esta comedia romántica donde cada cual encuentra la horma de su zapato. Eso sí, para ello será necesario saltarse algunas reglas como adentrarse en propiedades ajenas o curiosear ciertos objetos personales que dan lugar a situaciones cómicas bien resueltas por el director y los protagonistas.

-“El sofá”, de Álvaro Oliva. Con Joaquín Izuel, Esther Lastra, Mariano Monedero y Alfonso Manjavacas: ¡Basta ya de novios empalagosos! Pero vamos a ver ¿quien no se ha encontrado con parejas/lapas en su vida? si, de esas que te saludan y luego giran la cabeza para ponerse al tema sin importar que tu estas delante contándole tu mal de amores o que se ha muerto tu perro. Pues eso y en 30 segundos. Magistral.

-“Papá te quiere mucho”, de Lucía Valverde. Con Macarena Gómez y Mateo Galaverna: Soledad, una mujer casada y embarazada de 9 meses aparece sentada con la mano del marido en su vientre. En un plano secuencia vamos descubriendo un escenario típicamente femenino como es la cocina, y en apariencia intemporal. A la vez, aparece la cara amoratada de Soledad y su marido, que yace en el suelo agonizando víctima de una puñalada. Soledad sigue recitando el mismo discurso de la vida tradicional e ideal en pareja, cuando la realidad es bien distinta. Sufre tal enajenación que es incapaz de afrontar su destino. Un destino marcado por la violencia constante del marido, que además es el hombre perfecto de puertas para fuera tal y como observamos en la llamada telefónica que recibe. Para más inri, Soledad saca la basura al recibidor de la casa, donde se escucha de fondo una conversación sobre que la situación -que aparentemente es en la que vive la mujer- no puede seguir así-. Ella escucha, se estremece, casi con vergüenza y se mete en casa. Las voces en off hablan de que se ha estropeado la caldera. Luego se ve a una chica subir la escalera escuchando música en un móvil. En los pasillos se escuchan varios ruidos de los interiores de las casas. Es un corto duro y sin concesiones. Literalmente se mete en la cocina de la casa para ver como le afecta a la mujer el maltrato. El personaje de Macarena está totalmente abnegada y anulada a base de golpes y gritos que no quiere ver su realidad ¿qué pasará a partir de ahora? De nuevo, aquí vemos como la violencia doméstica es un tema que se queda en casa. Nadie va a meterse en lo que ocurre de puertas para dentro, a pesar de tratarse de una lacra social tan grave como esta. Se observa como se juega con la época en la que está ambientado el corto, puede parecer que son los 70, pero resulta que está ocurriendo ahora.

-“Coche compartido”, de Nestor Ruiz. Con Víctor Vidal y Álex Alcaide: Nunca sabes quien puede ser tu compañero de viaje en un coche compartido (yo lo hago, y a partir de ahora me lo voy a pensar dos veces). Con giros de guión que juegan con las apariencias, el director penetra en una realidad donde nada está establecido resultando un trabajo más que notable donde hay nervios, tensión, intriga y como no, sangre.

“3665”, de Miguel Á. Refoyo “Refo”. Con Raúl Prieto, David Maes, Chema Guevara, Marta Benito, Néstor Gómez y Ángel González Fraile: En un escenario apocalíptico se construye un relato cuya base es la de recuperar la memoria de los sobrevivientes a la catástrofe. Pero, ¿a cual? ¿a la hecatombe física o la emocional? La hecatombe de la memoria perdida. Esto es lo que nos plantea el director con este más que interesante cortometraje con mucha ciencia ficción y toques de western con un héroe solitario que se pone en peligro para ir recogiendo objetos personales escondidos. Plantea cosas como la importancia del objeto físico en un entorno tan digital (o virtual) en el que vivimos, los recuerdos y la identidad. Bien dirigido con una estética muy cuidada y escenarios sobresalientes, así como un buen trabajo actoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s