Programación Cortos con Ñ 29 de abril

Como buena jurada, os dejo con unas breves reseñas de los cortos de esta semana.

-“Rebeca”, de Roland de Middel: De nuevo, otro cortometraje de #sequence. Esta vez se nos plantea un plano secuencia que condensa las diferentes etapas de una relación. En un escenario apocalíptico, una actriz tiene una lista de cosas por hacer antes de que todo explote, como por ejemplo, acostarse con un fan. A partir de aquí, vemos como la cámara se mueve con mucha agilidad y elegancia por el espacio así como los actores realizan un fantástico trabajo (para mi, uno de los mejores papeles de Olga Alamán) lleno de matices, vitalidad y ternura ¡Bravo por “Rebeca”!.

-“Caretos”, de Luis Sánchez-Polack: Eso de enamorarse de tres tíos a la vez no está bonito, pero… ¡anda que no mola! O sino, que se lo pregunten a la protagonista de “Caretos”, en la que Mariam Torres sale con tres amigos a la vez. Una divertida y gamberra historia con mucho humor ¿hasta donde se puede llegar por amor?.

-“Personas que quizá conozcas”, de Álex Rodrigo: Las redes sociales son un arma de doble filo, podemos reencontrarnos con personas maravillosas y otras que no lo son tanto. Si a esto le sumamos una monótona vida en pareja, la llegada de alguien del pasado, pero con chispa y una estabilidad disfrazada de felicidad, tenemos los ingredientes perfectos para hablar de las relaciones en pareja, con sus luces y sombras, la complicación de reinventarse cada día y la fidelidad. Pues todo esto y más en unos pocos minutos de metraje.

-“Palabras pendientes”, de Juan Carlos Guerra. De nuevo, otra crisis de pareja con la incomunicación como base ¡Qué gran verdad esa que dice que las cosas hay que hablarlas! Y todo esto en un contexto en el que aparece una enfermedad grave, un coqueteo con una tercera persona y lo complicado de la vida en común. Una reflexión más sobre el amor.

-“Chaos”, de Miguel Monteagudo. El destino y el azar juegan un papel crucial en esta historia. Un accidente es el punto común en varias historias entrelazadas, en el caos del mundo. 

Programación de Cortos con Ñ 22 de febrero.

-“El casting, de Inés de León: ¡Qué duro es el mundo de los actores! y si a eso le añadimos un súper casting de Amenábar con Javier Bardem de por medio… tenemos como resultado este divertido corto, realizado para el blog Between the Sheets. Con un buen trabajo estético, en especial con el color, un guión muy divertido y unas estupendas Ana Rujas y Alba Mesa. Saben reírse de los castings, de los actores y de ellas mismas. Altamente recomendable.

Vigilantes”, de los Hermanos Prada (Kiko y Javi Prada): Mis queridos hermanos Prada realizan un corto intenso y desconcertante. Se sirven de un buen guión, el manejo de una cámara nerviosa y unos estupendos actores, en especial esa madre desconsolada y maravillosa  -Ángela Villar- y el buen hacer Agustín Mateo. Los personajes se mezclan en un plano secuencia, donde también se diluyen los géneros y en la que se mantiene todo el tiempo una tensión. En definitiva, un gran uso de recursos como el plano secuencia, pildorazos freaks y mucha pasión por el oficio.

-“Por eso no tengo hermanos”, de Paco Cavero. ¿quien aguanta a un cuñado pesado? Pues eso básicamente es este corto. Y si encima es cuñado está obsesionado con lo sobrenatural, ni te cuento. Divertida historia ambientada en un pantano y que saca a relucir los más oscuros secretos con toques de humor negro.

-“Desparejados”, de Eli Navarro: Historia que explora las rupturas de pareja con buen humor. Destaca la actuación de Olga Alamán en uno de los papeles protagonistas.

-“Encarna viva”, de María Sánchez Testón. Chuchillos, carne, azulejos, barrio, tres mujeres, dos hombres y una crisis devastadora. Una crisis tan brutal que nos corta -literalmente- la carne. Mucho humor del bueno y negro, personajes con un halo turbio y una crítica social de fondo son los componentes que componen esta historia bien dirigida, escrita e interpretada.

Cortos con ñ: sesión 1 de abril.

¡Hola a todos!

Como buena jurada, voy a hacer unas pequeñas reseñas de los cortos que se proyectarán esta noche a las 20:00 en “La Escalera de Jacob”.

“Objetos perdidos”, de Álvaro Oliva. Con Javier Pereira, María Cotiello, Mariano Monedero y Txema Blasco: Andrés trabaja en una oficina de objetos perdidos. Y ya que trabaja en un sitio así ¿por qué no hacer algunas trampas? Así es como empieza esta comedia romántica donde cada cual encuentra la horma de su zapato. Eso sí, para ello será necesario saltarse algunas reglas como adentrarse en propiedades ajenas o curiosear ciertos objetos personales que dan lugar a situaciones cómicas bien resueltas por el director y los protagonistas.

-“El sofá”, de Álvaro Oliva. Con Joaquín Izuel, Esther Lastra, Mariano Monedero y Alfonso Manjavacas: ¡Basta ya de novios empalagosos! Pero vamos a ver ¿quien no se ha encontrado con parejas/lapas en su vida? si, de esas que te saludan y luego giran la cabeza para ponerse al tema sin importar que tu estas delante contándole tu mal de amores o que se ha muerto tu perro. Pues eso y en 30 segundos. Magistral.

-“Papá te quiere mucho”, de Lucía Valverde. Con Macarena Gómez y Mateo Galaverna: Soledad, una mujer casada y embarazada de 9 meses aparece sentada con la mano del marido en su vientre. En un plano secuencia vamos descubriendo un escenario típicamente femenino como es la cocina, y en apariencia intemporal. A la vez, aparece la cara amoratada de Soledad y su marido, que yace en el suelo agonizando víctima de una puñalada. Soledad sigue recitando el mismo discurso de la vida tradicional e ideal en pareja, cuando la realidad es bien distinta. Sufre tal enajenación que es incapaz de afrontar su destino. Un destino marcado por la violencia constante del marido, que además es el hombre perfecto de puertas para fuera tal y como observamos en la llamada telefónica que recibe. Para más inri, Soledad saca la basura al recibidor de la casa, donde se escucha de fondo una conversación sobre que la situación -que aparentemente es en la que vive la mujer- no puede seguir así-. Ella escucha, se estremece, casi con vergüenza y se mete en casa. Las voces en off hablan de que se ha estropeado la caldera. Luego se ve a una chica subir la escalera escuchando música en un móvil. En los pasillos se escuchan varios ruidos de los interiores de las casas. Es un corto duro y sin concesiones. Literalmente se mete en la cocina de la casa para ver como le afecta a la mujer el maltrato. El personaje de Macarena está totalmente abnegada y anulada a base de golpes y gritos que no quiere ver su realidad ¿qué pasará a partir de ahora? De nuevo, aquí vemos como la violencia doméstica es un tema que se queda en casa. Nadie va a meterse en lo que ocurre de puertas para dentro, a pesar de tratarse de una lacra social tan grave como esta. Se observa como se juega con la época en la que está ambientado el corto, puede parecer que son los 70, pero resulta que está ocurriendo ahora.

-“Coche compartido”, de Nestor Ruiz. Con Víctor Vidal y Álex Alcaide: Nunca sabes quien puede ser tu compañero de viaje en un coche compartido (yo lo hago, y a partir de ahora me lo voy a pensar dos veces). Con giros de guión que juegan con las apariencias, el director penetra en una realidad donde nada está establecido resultando un trabajo más que notable donde hay nervios, tensión, intriga y como no, sangre.

“3665”, de Miguel Á. Refoyo “Refo”. Con Raúl Prieto, David Maes, Chema Guevara, Marta Benito, Néstor Gómez y Ángel González Fraile: En un escenario apocalíptico se construye un relato cuya base es la de recuperar la memoria de los sobrevivientes a la catástrofe. Pero, ¿a cual? ¿a la hecatombe física o la emocional? La hecatombe de la memoria perdida. Esto es lo que nos plantea el director con este más que interesante cortometraje con mucha ciencia ficción y toques de western con un héroe solitario que se pone en peligro para ir recogiendo objetos personales escondidos. Plantea cosas como la importancia del objeto físico en un entorno tan digital (o virtual) en el que vivimos, los recuerdos y la identidad. Bien dirigido con una estética muy cuidada y escenarios sobresalientes, así como un buen trabajo actoral.

De profesión: “jurada”

¡Qué me gusta una buena peli! ¡Qué me gusta una buena serie! ¡Qué me gusta un buen temazo! Por eso cuando hace alguna semanas mi amigo José Luis Mora me propuso ser “jurada” del “Festival cortos con ñ” no lo dudé un momento. Además le dije que ya tenía experiencia como “jurada” en “Horteralia, el festival que parte la pana”, pero eso es otra historia que ya contaré.

Una vez dicho esto, voy al turrón. Aquí comienzan unas pequeñas críticas de los cortos que se verán hoy martes a las 8 en la Escalera de Jacob:

“Voluntario”, de Javier Marco Rico: ¡Qué duro es ser artista! y más aún en estos tiempos (aunque los artistas siempre estamos en crisis). Si a esto añadimos un toque de ciencia ficción, un plano secuencia y un buen trabajo actoral nos sale un corto como “Voluntario”. Un trabajo  enmarcado en el proyecto #Sequence hecho para disfrutar hasta acabar en otro planeta. Plantea muchas cosas de fondo: unos padres desesperados, un contexto social difícil y un guionista incomprendido, pero tratado con mucho sentido del humor. Gran trabajo.

“De-generación”, de Marta Onzain y Alberto R. Peña: Dos dan rienda suelta a su pasión en el salón de casa, pero de repente, aparece una visita inesperada y una tiene que esconderse bajo la manta para no ser descubierta. Este es el argumento este corto que plantea que todos tenemos cosas ocultas bajo las sábanas. Buenos toques de humor y un final inesperado para esta “De- generación”.

“Last Minute”, de Alfonso San Eugenio Martínez y Héctor González: Un aeropuerto gris nos sirve de pasarela para descubrir una realidad plomiza. Una realidad que nos habla de la precariedad laboral, de la corrupción, de la lucha generacional y de las decisiones que pueden cambiarlo todo en el último minuto. Buena dirección, gran trabajo actoral y un guión que resulta más que interesante para la reflexión.

-“Peluquero futbolero”, de Juan Manuel Aragón. Después de correrse una juerga, Pelayo está perdido por la cuidad. Encuentra una peluquería abierta. Entra en ella y por poco no sale… Una divertida historia cargada de humor negro que habla de crisis (de nuevo), pero también de ilusión y justicia. Gran trabajo interpretativo con personajes llenos de matices, un ambiente muy logrado y una música perfecta a ritmo de jazz.

“Separata”, de Miguel Lafuente; Marina quiere ser actriz y está en un momento crucial de su vida en el que le surgen dudas sobre todo su mundo. Lo hace a través de una separata de una obra, un texto previsible y comercial que la lleva a terrenos insospechados que le hacen reverlarse contra lo establecido. Es un interesante guión sobre los clichés femeninos que aún siguen teniendo fuerza en la sociedad actual y trabajado desde los estereotipos.

¡Qué los disfrutéis!

Saludos.

Bienvenidos

¡Hola a todos!

Tras mucho divagar os doy la bienvenida a mi bitácora personal en la que hablaré de las cosas que me gustan y me interesan. Un poco de todo, cine, arte, museos y por supuesto píldoras frikis y kitch con (espero) toques de humor.

 

De momento, os dejo con la canción de “Cristal”. Es muy especial para mi, ya que de niña veía como el país se paralizaba para verla. Todo un hito televisivo. Mi abuela no pestañeaba  cuando Luis Alfredo salía en pantalla y no prestaba atención al su meteorólogo particular: el gallo de Portugal. Ese gallo maravilloso que cambia de color según el tiempo y que es uno de mis objetos fetiche. Aquí os dejo una foto.

4

Espero que disfrutéis estos grandes temas.

¡Saludetes!